Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2016

La doncella y la fiera (Cuento náhuatl)

Éste era un mercader que tenía tres hijas mujercitas muy lindas. Cada vez que iba a vender les preguntaba qué cosa que­rían que les trajese, y siempre le pedía cada una un traje muy bonito. Una vez la menor ya no quiso que le trajese su vestido; solamente le pidió una flor. Luego el mercader se fue a hacer sus negocios. Le anocheció en el camino y entonces vio una luce­cita; cuando llegó a la casa saludó y, en vista de que nadie le contestaba, entró a una caballeriza y vio que había mucho forraje para caballos. Luego le entró sueño y diose a buscar lugar donde acostarse diciendo: —Si alguno viniese, le pagaré lo que haya comido mi caballo. Ya estaba a acostarse cuando vio una puerta abierta; entró por ella y encontró una sala con mucha comida. Empezó a ce­nar. En cuanto comió pensó de nuevo en acostarse, y entonces vio otra puerta abierta. Entró por ella y vio una cama muy bo­nita. Se preguntó a sí mismo: — ¿Qué es lo que me pasa? En seguida se acostó y se desnudó, y puso toda la ropa so…