24.9.18

Poesía dispersa de Rubén Darío (1887-1892)

1887

Febrero 11: “Anagke”. “A Pedro Balmaceda”. La Época. Primer poema de los que integrarán Azul…
Febrero: Darío deja Santiago y vuelve a Valparaíso.
Marzo 16: Abrojos. Imprenta Cervantes. Calle de La Bandera, 73. Santiago de Chile.
Marzo 29: La Época publica en esta fecha información de que Rubén Darío ha sido nombrado ese día guarda-inspector de la Aduana de Valparaíso.
Septiembre 8: Entrega de los premios del certamen Varela en el Orfeón Francés de Santiago. Darío llega a Santiago, pero no asiste al acto. Cobra su premio después.
Octubre 9: La Época publica el “Canto épico a las glorias de Chile”.



Nuevos Abrojos

 I

Viendo a su madre aterida 
por el frío de la muerte,
el buen Juan lágrimas vierte 
por la que le dio la vida.

Y dice, al verlo llorar,
su novia a su hermana Andrea: 
–¡Mira qué cara tan fea 
pone Juan al gimotear!

Y él las lágrimas secando
con una mueca de risa, 
dice a su novia de prisa:
–¿Quién dice que estoy llorando?

(Enero, 1887)


En el álbum de Pedro Nolasco Préndez

Ante el tribunal divino
de Apolo, el crinado y fuerte, 
poco después de su muerte 
llegó Andrade, el argentino.

  Y entre las Musas y Gracias, 
en aquel supremo día, 
con el néctar y ambrosía, 
sin andar con diplomacias,

23.9.18

Confidencias al caimito

PRÓLOGO

Por Roberto Aguilar Leal

Desde su título, sencillo pero muy sugerente, este libro de Gilberto Rodolfo, toma distancia de todo afán pretensioso. Sus Confidencias al caimito expresan la necesidad de comunicar al lector una visión del arte poética como instrumento de reflexión sobre la autenticidad del Ser. Su mirada sobre la naturaleza y lo humano pretende llevarnos de la exterioridad material de las cosas a su esencia metafísica. Y lo logra en su poesía como lo ha logrado en sus pinturas y en su música.

Porque cuando hablamos de Gilberto Rodolfo, nos estamos refiriendo a un artista total y a un auténtico revolucionario. Aunque su profesión original es la de publicista creativo o administrador publicitario, su ambición artística lo ha llevado a incursionar con similar fortuna en la música, el dibujo, la pintura y la literatura. De la misma manera, su sensibilidad social y sus inquietudes políticas lo arrastraron tempranamente a la lucha contra la dictadura somocista y a la militancia revolucionaria comprometida.



Como cantante y compositor, Gilberto Rodolfo ha cosechado éxitos prácticamente desde su adolescencia. Fue fundador al menos de un grupo musical, ha cantado con grupos prestigiosos de la música nicaragüense y ha grabado al menos cuatro álbumes con temáticas y estilos diversos, que van de lo romántico a lo testimonial y de lo típico a lo experimental.

Como artista plástico, ha incursionado en diversos estilos y técnicas sin estancarse en ninguna. Él mismo se refiere a su estilo actual como colorismo mágico, que viene siendo una mezcla de expresionismo surrealista y abstracto, y pretende, según sus palabras, “penetrar en nuestra realidad de ver- dad, la realidad del Ser, de nuestros orígenes cósmicos y de nuestra familia verdadera”.

16.9.18

La aviación en Nicaragua: Reseña Histórica 1922-1976

PRÓLOGO E INTRODUCCIÓN DEL LIBRO

 DESCARGA PDF
En el siglo XX el arma aérea que tuvo su nacimiento en la Primera Guerra Mundial y su posterior expansión en el periodo entre ambos conflictos, impulsados por el naciente y expansionado fascismo europeo, dentro de ese mismo tinte de modelo político, en nuestra América brotó la época de oro de las dictaduras militares latinoamericanas; para la satisfacción del ego de nuestros liderazgo criollo, el goce de las paradas militares y del arma aérea fueron componentes imprescindibles y consustanciales a la historia de nuestros países. Para nuestra patria los generales Emiliano Chamorro y Anastasio Somoza García, nos legaron el génesis del desarrollo del arma aérea nicaragüense. Para un investigador de nuestra historia es una más que honroso y satisfactorio placer, prologar esta indudable, sincera y honesta aportación, que nos permite introducirnos a través de vivencias del autor en sus conversaciones con aguiluchos fundadores de nuestra Fuerza Aérea Nicaragüense (FAN) y saborear la historia y el desarrollo de nuestra nicaraguanísima arma aérea.


El autor Ricardo Ramón Boza Paíz en este trabajo sigue los pasos de su padre, el Coronel G.N. Francisco Boza Gutiérrez, quien previamente nos había legado en primera persona, su relevante experiencia como militar de carrera dentro de la Guardia Nacional en su libro “Memorias de un soldado. Nicaragua y la Guardia Nacional: 1928-1979”, en esa concomitante dirección, ambos nos aportan hechos reales de didáctica y desapasionada narrativa, de indudable valor para la correcta aproximación a las ecuánimes realidades, para comprender la dinámicas internas de las políticas y de los caudillos militares, que le ha tocado sobrevivir a nuestro pueblo a través de su historia.