Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2015

Adiós hermano Nelson

Por Mauricio Valdez Rivas

Lo que más recuerdo de mi hermano Nelson, es que todo el mundo lo adoraba, era el niño que a todos caía en gracia, por lo general se le veía con la cara seria, pero cuando reía hacía reír a los demás, era curioso, inteligente, el vivo retrato de mi papá, era el cuarto de cinco hermanos: el mayor es Eddy, con once años, luego estaba yo con nueve años, después Milton de siete, Nelson con cinco y por último Neskent con un año. Era una alegría para la familia de parte de mi mamá, cuando la llegábamos a visitarla desde Juigalpa, allá en Chontales, hasta Chinandega. Mis tíos se reían de las ocurrencias de Nelson, de sus inocentes preguntas, de su cara enojada cuando no obtenía lo que quería, de su “cucharita” cuando estaba a punto de llorar, pero no lloraba aunque mi mamá le pegara por alguna travesura o desobediencia, pero por lo general era tranquilo y bien portado. En uno de esos viajes que hacíamos por lo menos tres veces al año, me dejaron a cargo de mi abuela pa…